Cuida tu piel después del sol

Tomar el sol es muy saludable, pues es una fuente natural de vitamina D. Aún así, si no se toma correctamente, puede ser muy perjudicial.

Por eso, se debe cuidar adecuadamente después de la exposición al sol, ya que puede provocar manchas, pecas, arrugas y hasta cáncer de piel.

Cuando lleguemos a casa después de la exposición al sol, tenemos que ducharnos o darnos un baño y utilizar un gel corporal de pH neutro o para pieles sensibles, para eliminar impurezas, la sal del mar o el color de la piscina.

Si tenemos la piel roja o nos hemos quemado, tenemos que enfriarla, ya sea con agua  muy fría. Lo peor que podemos hacer es rascarnos cuando notamos que nos “pica” la parte que nos hemos quemado. Es importante ponernos algún producto que nos alivie, como aloe vera o hielo mismo. También podemos comprar algún producto de la farmacia con un poco de cortisona para que nos alivie más la comezón. Por ejemplo, Calmiox.

Para evitar que se nos descame la piel y no se nos reseque, tenemos que hidratarla, tanto por dentro como por fuera. Utilizaremos una crema hidratante o una crema “aftersun” a menudo, unas 3 o 4 veces, pues la piel lesionada por el sol tiende a absorber más la hidratación porque está extremadamente debilitada. Para hidratarla por dentro, tomaremos mucho agua, unos 2 litros. No sirve beber refrescos o café.

Es importante que no nos arranquemos las pieles que se van desprendiendo porque corremos el riesgo de que queden manchas y lesionar aún más la piel. Si veis que se descama por si sola, tenemos que intentad cortarla para que no se haga más grande.

Pero ya os digo, es mejor prevenir que curar, así que para la exposición al sol es muy importante protegernos adecuadamente. Tenemos que utilizar una crema de protección solar y renovar su aplicación cada 2 horas, y más si entramos y salimos del agua. Recordad: la piel tiene memoria, y las horas de sol se acumulan en nuestra piel. Aunque ahora puede que no tengáis manchas y la piel perfecta, dentro de unos años pueden salir, y después cuesta mucho quitarlas. Y ya no por una razón estética, sino por salud: tomar el sol sin protección, puede provocar cáncer de piel.

Si queréis ver el vídeo sobre los productos que yo utilizo en este verano pinchad AQUÍ

Así que espero que no hagáis locuras para quedaros morenas porque que dura más es el que se coge gradualmente.

 

¿Cuidáis vuestra piel después del sol? 

logo by Patry Jordan

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.