CÓMO SACAR MÁS PARTIDO A TUS PRODUCTOS DE MAQUILLAJE

¿Sabíais que a veces no hace falta tener un producto para un uso concreto? Normalmente no es muy correcto, que digamos, darle más de un solo a uso a un producto específico para una zona del rostro, pero hoy os voy a dar algunos consejos sobre cómo podemos aprovechar y darle más de un uso a aquellos productos que tenemos en casa.


Sacar partido


SOMBRAS DE OJOS

Las sombras de ojos son geniales, porque, a parte de poder usarlas como tales, podéis usarlas como coloretes. A mi me encanta coger sombras en tonos naranjas, rositas, burdeos y cobres y usarlas como coloretes. Eso sí, hay que tener especial cuidado porque las sombras pigmentan mucho más y si nos pasamos pareceremos un árbol de Navidad. Lo que también hago con las sombras es usarlas de labial: me aplico un poco de gloss en los labios y, con un dedo, cojo un poquito de sombra (rosa, naranja, granate) y, a toques, me lo aplico por todo el labio. ¡Es ideal!

Con las sombras claritas (rosita claro, vainilla, crema), podéis usarlas como iluminador. AQUÍ sabréis donde aplicarla para iluminar el rostro.

COLORETES

Lo mismo pasa con los coloretes. Los podéis utilizar a modo de sombra de ojos: si son de tonos fuertes, en la cuenca para dar profundidad al ojo. Si son de tonos claritos, en el párpado móvil para darle color.

También podéis usarlos, si os apetece, como labial, para darle un toque de color. A mi me gusta más usar los coloretes en crema que los compactos, si los uso de labial.

MÁSCARA DE PESTAÑAS

La máscara de pestañas solo la podéis usar para las pestañas, a excepción de aquellas que son transparentes, que también las podríais usar para fijar las cejas. Si una máscara de pestañas se os termina, ¡no la tiréis! Guardar el cepillo para peinar las cejas. Es tan simple con aplicar un poco de laca en el cepillo y cepillar y fijar las cejas. También lo podéis usar para delinear el ojo con un pincel largo. Mojáis un poquito el pincel en el bote de la máscara de pestañas y ya os podéis delinear el ojo. ¡Va de maravilla!

 

LABIALES

Los labiales los podéis usar a modo de colorete en crema. Basta con solo coger un poquito de cantidad con la yema de los dedos, y dar pequeños toquecitos en las mejillas para aportarles color. Luego, lo difumináis bien con los dedos o una brocha tipo mofeta, ¡y listo!

Los labiales también los podéis usar a modo sombra de ojos, aunque si son muy cremosos no os lo recomiendo, por el hecho que vais a manchar todo el ojo. Lo que sí recomiendo, por ejemplo, es utilizar un poquito de gloss (muy poquito) para utilizarlo de fijador de pigmento. Lo ponéis un poquito en el párpado móvil, y después aplicáis sombra suelta o pigmentos. De esta forma, no hará falta que os compréis un producto especial para fijarla.

¿Dais más de un uso a vuestros productos? ¡Contadme! 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.