DIFERENCIAS ENTRE LA CERA TIBIA O FRÍA Y CALIENTE

Hoy os voy a hablar de la cera fría, tibia y caliente, que es un método fácil, rápido de utilizar y económico, que arranca el vello des de la raíz.

La cera fría o tibia

Es indicada para personas con problemas de circulación, varices o la piel sensible, y dura, aproximadamente, entre 3 y 4 semanas, igual que la cera caliente.

Se utiliza para medias piernas, piernas enteras o brazos. Lo que necesitamos son bandas depilatorias, los roll-on (que los podemos encontrar de distintos colores y tipos según nuestra piel) y un aparatín que tiene unas placas que calienta la cera y cuesta unos 30 euros.

La cera caliente

Normalmente se suele utilizar más en los centros de estética porque suele ser más eficaz. Al ser caliente y estar en contacto con la piel, hace que el poro se abra y que el pelo se arranque mejor.

Viene con pastillas y se disuelven en un aparato. Después, con una espátula, se coge el producto con una espátula, se aplica en la zona, se espera que se enfríe y se arranca de un tirón.

Es ideal para eliminar el cabello grueso y bastante rebelde, como puede ser las axilas e ingles. No es aconsejable para personas que tengan mala circulación, varices, problemas de piel o zonas muy delicadas o sensibles.

Cera

 

 

CONSEJOS

Si os duele mucho u os queda la zona muy inflamada podéis tomaros una aspirina una hora antes de la depilación para aliviar el dolor y evitar la inflamación. También encontraréis muchas cremas que sirven para dormir la zona y así aliviar el dolor.

La piel tiene que estar totalmente seca y limpia antes de depilaros, por eso es recomendable utilizar polvos talco antes de pasar el roll-on.

Es muy importante tener la piel bien exfoliada para obtener unos buenos resultados, por eso también es recomendable exfoliar la piel cada veinte días y utilizar el guante de grin en la ducha por los brazos y piernas para evitar que se quede el vello dentro de la piel.

¿Cómo depilarnos?

1. Aplicar el talco sobre la zona que queremos depilar y deslizar el roll-on o la cera en el sentido que crece el vello. Si el vello va hacia abajo, pasaremos el roll-on o pondremos la banda con cera hacia abajo. No hace falta pasar dos veces por el mismo lugar.

2. Pasar la banda depilatoria y fregar cuidadosamente para que quede bien enganchada.

3. Estirar la banda depilatoria en sentido contrario al vello. Si hemos deslizado la cera hacia abajo, estiraremos hacia arriba. Tenemos que cojer la punta y estirar rápido.

4. Evitar estirar hacia arriba porque podríamos romper el vello.

5. Retirar la cera que haya quedado sobre la zona depilada con aceite o toallitas especiales para ello.

6. Aplicar alcohol, bicarbonato o limón para evitar que nos salgan granitos y, finalmente, masajear con abundante crema hidratante.

¿Con qué os depiláis?

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.