CÓMO CONSEGUIR UNOS DIENTES MÁS BLANCOS

A todos nos gusta lucir una sonrisa bonita y, a veces, nuestros dientes no lucen como querríamos. Es por eso que os voy a dar algunos trucos y consejos sobre cómo tener los dietes más blancos.

COMIDAS Y PRODUCTOS QUE MANCHAN NUESTROS DIENTES

  • La nicotina del tabaco es la principal causante de los dientes amarillos, pero también influyen mucho las bebidas de color oscuro (té, café, vino tinto…) porque tienen componentes que pueden originar manchas permanentes en el esmalte.
  • Las frutas y verduras de color oscuro también son propicias a manchar los dientes, y el ácido de los cítricos también estropea el esmalte.
  • La mayoría de bebidas con gas (porque tienen colorantes) y los zumos de fruta envasados, sobretodo los jugos de frutos rojos puesto que, al tener un color muy intenso, provocan manchas.
  • Las salsas y condimentos, como la salsa de soja, la de tomate, el vinagre balsámico o el curry.

COMIDAS QUE PROTEGEN EL ESMALTE

  • Alimentos sin color: arroz blanco, carnes y pescados blancos, etc.
  • Productos lácteos: sobretodo los ricos en calcio y los quesos.
  • Frutas y verduras de textura dura y fibrosa: es el caso de la manzana, la zanahoria, la lechuga y el apio.

 

CONSEJOS PARA EVITAR QUE LOS DIENTES SE VUELVAN AMARILLOS

 

A medida que envejecemos el color blanco del esmalte se pierde, pero aquí os dejo algunos consejos para evitarlo:

  • A parte de dejar de fumar y evitar consumir en abundancia los alimentos que pueden mancharnos los dientes, es importante cepillarse los dientes después de cada comida, así como realizar un enjuague bucal y usar hilo dental.
  • Reducir los alimentos con azúcar porque nos daña mucho el esmalte.
  • Usar una pasta dental con efecto blanqueador nos ayudará a mantener el blanco de nuestros dientes.
  • Y aunque no esté de más decirlo, no usar los dientes para abrir o partir objetos.
  • Si consumes bebidas que tiñen los dientes, hay que enjuagar la boca con agua para ayudar a eliminar los restos. Y siempre que se pueda, tomar el té o el café fríos en lugar de calientes, porque las bebidas calientes manchan el esmalte más fácilmente.

REMEDIOS CASEROS PARA BLANQUEAR LOS DIENTES

1.

Necesitamos: agua y bicarbonato

¿Por qué bicarbonato? Porque tiene mucho poder blanqueador pero hay que tener cuidado porque usarlo demasiado puede dañar nuestro esmalte. También hay que tener en cuenta que puede disolver el pegamento de ortodoncia, así que mejor no usarlo si se llevan aparatos dentales.

Preparación: mezcla media cucharadita de bicarbonato con una cucharada de agua hasta que haga una pasta. Después, coge la pasta con tu cepillo de dientes y cepilla tu esmalte, no más de dos minutos, porque el bicarbonato es abrasivo. Hay que repetir este proceso cada dos días y una o dos semanas, no más.

Consejo: recuerda que el bicarbonato no limpia, así que tienes que seguir usando tu crema dental habitual, para prevenir caries, eliminar residuos y mantener el aliento fresco.

2.

Necesitamos: bicarbonato y jugo de limón

¿Por qué jugo de limón? Porque el ácido cítrico es un eficaz agente blanqueador.

Preparación: mezcla media cucharada de bicarbonato con media cucharada de jugo de limón acabado de exprimir. Coge la mezcla con tu cepillo de dientes y cepilla todos los dientes un par de minutos. Deja que haga efecto durante un minuto y enjuaga.

Ojo: hay que vigilar con el ácido del limón porque es corrosivo y puede dañar los dientes.

3.

Necesitamos: bicarbonato y pasta dental

Preparación: coge con tu cepillo habitual un poco de crema dental y añade, después, un poco de bicarbonato. Cepilla tus dientes como habitualmente para obtener las propiedades protectoras de la crema dental y las blanqueadoras del bicarbonato.

 

Como conseguir unos dientes más blancos

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.