TRUCOS PARA PLANCHAR LA ROPA

Hoy os voy a dar algunos trucos y consejos sobre cómo planchar la ropa. Puede que ya conozcáis algunos, pero siempre viene bien recordarlos. ¡Ahí van!

  1. El primer consejo y el más básico es que para planchar se necesita una superficie plana. Lo mejor es usar una tabla de planchar. Hay que regularla a la altura de las caderas, de manera que al sujetar la plancha el codo forme un ángulo de 90º y el hombro pueda moverse con total libertad.

CONSEJO: a la hora de comprar una tabla de planchar fíjate en si es regulable, manejable y no muy pesada. Además, hay que tener en cuenta que la funda sea de un material que no se queme.

  1. La superficie de la plancha tiene que estar totalmente limpia, porque la suciedad incrustada impide el deslizamiento correcto de la plancha, y pueden adherirse a la ropa limpia.
  2. Plancha toda la ropa del revés. Si no lo haces, puede que tu ropa tenga un aspecto desgastado porque el tejido se quema debido al calor constante de la plancha.
  3. La ropa se plancha mejor si está ligeramente húmeda. Si las prendas están demasiado secas siempre las podéis pulverizar un poquito con un spray con agua o bien usar el propio vapor de la plancha. Siempre será más fácil planchar la ropa justo después de retirarla del tendedero.
  4. Hay que planchar la ropa siempre en dirección al tejido para evitar deformarla.

¿Cómo hay que planchar los distintos tejidos?

La seda y los tejidos con seda son muy delicados: hay que plancharlos siempre del revés, con una pasada rápida y a baja temperatura.

La lana y el cachemir se deben planchar también del revés, con algo más de temperatura y con varias pasadas rápidas.

Con el algodón o el lino hay que usar la plancha caliente o muy caliente, y aplicar vapor para humedecer la prenda y eliminar mejor las arrugas.

El poliéster, el nylon o fibras acrílicas hay que plancharlos con temperatura baja o media, también.

  1. Si las arrugas son muy persistentes, prueba en colocar un trozo de papel de aluminio por debajo de la prenda y por encima de la tabla.
  2. No hay que pasar la plancha directamente sobre botones, cierres ni cremalleras metálicas, porque se puede dañar la plancha. En todo caso, lo mejor es pasarla alrededor.

TRUCO: si se te ha estropeado la plancha o no tienes, puedes colocar la prenda que quieras planchar en un perchero y colgarla en el cuarto de baño mientras te duchas. El vapor de agua actuará como una plancha y la prenda quedará estirada y sin arrugas.

¿Qué os han parecido estos consejos?

Cómo planchar la ropa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.