TRUCOS PARA COMBATIR EL SUDOR

Cuando nos estresamos o solemos agobiarnos, sudamos. Para combatir el sudor, primero hay que aclarar que el sudor que producimos cuando nos estresamos no es el mismo que el que tenemos cuando hace calor o por el movimiento. 

El sudor habitual es el que se produce cuando sube la temperatura y tenemos calor, hacemos ejercicio y nos movemos mucho. Normalmente se evapora rápidamente, pero le cuesta hacerlo más en zonas cubiertas, como las axilas, ingles o debajo del pecho. Y el otro sudor es el que nos puede llegar a empapar cuando nos enfrentamos a una situación estresante o emociones intensas, como los nervios, el miedo, dolor, ansiedad, adrenalina. También se concentra en las zonas cubiertas (o en las manos). 

Y no huelen igual, el sudor normal apenas huele porque es casi todo agua. El sudor generado por estrés, además de agua, contiene lípidos y proteínas que atraen más bacterias y que generan el mal olor. 

Cómo mantenemos a raya el sudor del estrés:

1. Tener a mano un stick antitranspirante de bolsillo por si necesitamos escaparnos un momento al baño y aplicarlo rápidamente, para evitar el mal olor.
2. Controlar el estrés. Si sabemos que ese día tenemos un momento estresante, tenemos que intentar evitarlo para que no se produzca el estrés. 
3. Vestirnos los días clave con un conjunto natural transpirable que no sea muy ajustado en las axilas, y llevar una chaqueta o jersey encima para ponernos y esconder las manchas.
sudor_Web

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.