¿CÓMO SABER QUÉ TONO DE PIEL TENEMOS?

Hoy os traigo un post dónde os voy a dar algunos consejos para saber qué tono de piel tenéis. Para escoger la base de maquillaje ideal tenemos que fijarnos en el tono de piel que tenemos. Podemos distinguir tres tipos: una piel rosada o con rojeces, una piel cetrina (amarilla) y una piel equilibrada.

Las pieles con rojeces son aquellas que tienen los capilares más a flor de piel. Suelen ser pieles irritadas, ya sea por el sol, porque tienen muchas venitas o porque reaccionan a los cambios de temperatura y de luz. Normalmente, estas pieles son propias de chicas blanquitas. Si tenéis este tipo de piel o una piel con un subtono rosado, tendréis que buscar una base de maquillaje en tonos más marfiles o beige. Mejor buscar una textura más compacta o maquillaje fluido más cubriente para estas zonas más rojas, o bien neutralizar el color rojo antes de la base, con un corrector de color verde. Eso sí, si es un rosado o rojizo muy sutil en la zona de las mejillas, con una base de maquillaje ligera tendríamos suficiente. De esta forma, aprovechamos el color natural que tenemos para dar al rostro un aspecto saludable.
Tendréis que evitar las bases de maquillaje que sean más rosadas. Aunque siempre se diga que tenemos que utilizar un tono de base muy similar a nuestra piel, en este caso lo evitaríamos porque aún destacaría más el color rojo.

Las pieles cetrinas son aquellas pieles que tienen los capilares más metidos en la piel, y por eso se muestran más amarillentas, verdosas o azuladas. Son aquellas pieles morenas que en invierno se apagan y quedan grisáceas y, en cambio, en verano, se ponen muy bronceadas. Si tenéis este tipo de piel, tendréis que escoger bases de maquillaje en tonos porcelana y beige. Normalmente estas pieles se neutralizan con bases de maquillaje con un subtono rosado, aunque yo no lo recomiendo porque el cuello y el escote quedarían desacordes con el rostro, y creo que la mejor opción es aplicar una base de maquillaje beige y utilizar coloretes o bronceadores de tonos más rosas, rojos o coral.

Por último, tenemos las pieles equilibradas, que son aquellas que tienen un color de piel neutro. En este caso, se no necesita neutralizar ningún color, así que usaríamos una base en tono beige lo más parecido a nuestra piel.

Como-saber-que-tono-de-piel-tenemos_web

7 Respuestas

  1. Priscil·la Marin

    Yo también soy piel blanca con pecas. Me he pasado mucho tiempo utilizando maquillajes en subtono beige, pero un día probé una de subtono rosado y me veo mucho más favorecida. ¡Un beso!

    Responder
  2. Kiersten

    It is the best time to make some plans for the future and it is time to be happy.
    I have read this post and if I could I want to suggest you some interesting things
    or suggestions. Perhaps you could write next articles referring to this
    article. I wish to read more things about it! http://www.yahoo.net

    Responder
  3. Aracely Torres

    Soy muy blanca y me pongo roja con nada, últimamente soy sensible hasta el maquillaje, pero la base beige me ayuda a ocultar un poco lo rosáceo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.