RECETAS DE HELADOS EN 5 MINUTOS – FÁCILES Y RÁPIDOS

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis pasando el verano? Espero que genial 🙂 Hoy os traigo un post muy refrescante para ayudar a combatir los días eternos de calor, sin renunciar a la vida saludable que queremos llevar; unos helados riquísimos y, lo que es más importante, súper sencillos de hacer y rápidos.

¿Quieres saber cómo se hacen? ¡Pues quédate!

Para empezar, necesitarás un ingrediente básico que aparecerá en todas las recetas: plátanos! Compra unos plátanos que estén maduros (por lo que serán más dulces y tus helados tendrán más sabor), córtalos a trocitos y guárdalos en el congelador. Tendrás que tener un poquito de paciencia y esperar al día siguiente para que estén completamente congelados.

Una vez pasado este tiempo, necesitarás una batidora que sea potente, y ya podrás ponerte manos a la obra; ¡vamos con las recetas!

1- HELADO DE CHOCOLATE Y PLÁTANO:

4 plátanos muy maduros congelados
4 cucharadas de cacao crudo en polvo

Echa los plátanos en tu batidora o procesador de alimentos y bate hasta obtener un helado con una consistencia muy cremosa. Ten paciencia porque puede tardar un rato. Echa el cacao y vuelve a batir (te recomiendo que lo vayas echando poco a poco y vayas probando el sabor). Si lo prefieres, puedes añadir un poquito de endulzante. ¡Listo para comer!

2- HELADO DE FRESA Y PLÁTANO

2 1/2 tazas de plátano congelado
1 taza de fresas (puedes sustituirlas por frutos rojos si lo prefieres)

Pasa por la batidora el plátano congelado junto con la fresa cortada. Ésta también puede estar congelada, así el helado aguantará un poquito más sin derretirse. ¡Y ya!

3- HELADO DE MANGO Y PLÁTANO

300 gramos de mango (troceado y congelado).
200 gramos de plátano congelado.

Pon las frutas en el vaso de la batidora y tritura hasta obtener una crema homogénea. Si quieres conseguir una textura más cremosa aún, puedes añadir un poco de yogur griego. ¡Riquísimo!

4- HELADO DE PLÁTANO y MANTEQUILLA DE CACAHUETE

2 plátanos grandes y maduros

Añadir los plátanos a la batidora y empezar a triturar a alta velocidad en rachas cortas de tiempo, removiendo bien de vez en cuando. Añadir entonces la mantequilla de cacahuete y volver a triturar todo junto, hasta conseguir la textura cremosa y homogénea deseada.

Todos estos helados se pueden servir directamente o devolver al congelador en un recipiente hermético para que se solidifiquen un poco, entre 30 minutos y 1 hora, ya que al no contener nata ni ninguna grasa que los haga más densos, tienen a derretirse más rápido. ¿Cuál es tu sabor favorito? 🙂

Hacer Comentario

Specify GooglePlus Client ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for GooglePlus Login to work

Su dirección de correo electrónico no será publicada.